martes, 6 de diciembre de 2011

Poema LXXI

ALMA

Tu belleza es tu alegría.

Mi alegría es tu belleza.

Tu alegría es mi alegría.



Como lámpara magnífica
de traslúcidos cristales
de colores, sabiamente
tallados, en mil facetas,
por la mano de su artífice,
que apagada, en la penumbra
de una sala, nada dice
a quien, casualmente, acierta
a mirarla de pasada,
y que, sin embargo, estando
encendida, no es posible
sustraerse a la hermosura
de su alegre colorido,
y a sus gamas y reflejos,
y quedamos admirados,
suspendidos, como absortos
en su luz incomparable
y su bello resplandor,
así, cuando tú estás triste
o en exceso imprimes muda
seriedad a tus facciones,
cuando un velo de desánimo
—o indiferencia o hastío—
se interpone en tu mirada
y es tu rostro como cera
por su fría palidez,
no te veo o sólo veo
la misma imagen, quizá,
que a ti no te gusta ver
en las fotos, los retratos...,
pero el día en que te muestras
con tu yo resplandeciente
—resplandeces, toda tú,
en serio, puedo jurarlo—
te comparo con el brillo
de la aurora, con sus tonos
y arreboles, y te encuentro
mejor; tu hermosura vence
al crepúsculo dorado
que en la tarde tiñe el cielo
con reflejos de carmín.

Ante el prodigio, mi asombro
crece y quedo cautivado:
¿cómo un alma en amorosa,
viva llama resplandece?


Tu belleza es mi alegría.

Tu alegría es tu belleza.

Mi alegría es tu alegría.



6 de Diciembre de 2011

8 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Don Carlos, Chacien,

En este poema se ha lucido Vd., más si cabe, que otras veces. Admiro aquí, entre otras cualidades, la contraposición de la alegría, frente a la palidez o el hastío, el despertar de la Aurora frente a la oscuridad del declive del día, de la vida, en definitiva, frente a la muerte, que es su otra cara. Predomina, con todo, la faceta alegre, la de la vida, la frescura de la sonrisa de la mujer amada, la empatía –en el más profundo sentido Scheleriano, ese Esencia y Formas de la Simpatía, que me cautivó en su momento y me continúa cautivando todavía-.

Admiro en el poema la sencillez del lenguaje, esa característica que lo hace ser excepcional y grandioso, sin adornos retóricos, tan sencillo y tan transparente como el agua fresca y cristalina del río de mi pueblo, en la Alta Alpujarra Granadina, producto de la blanca nieve que se derrite a medida que el día avanza, siempre acompañada de la Aurora, la de rosados dedos, que dijo Homero.

Es éste, amigo mío, en definitiva, un poema alegre, lleno de vida, muy propio de alguien con sensibilidad tierna, y con ganas de disfrutar del amanecer, nuevo cada día, de quien, al mirar, se fija directamente en los ojos de la otra persona, como si le mirase directamente al alma, a través del cuerpo, claro.

Mi felicitación y un gran abrazo, amigo Carlos.

Antonio

Chacien dijo...

Favor muy grande me hace con este su comentario, querido amigo, pues no concibo que pueda ser más elogioso. Con todo, quisiera puntualizar que ese resplandor que en ocasiones yo veo en la mujer que amo no se reduce a la sonrisa; sin duda la incluye, pero no es sólo eso. Tiene más que ver con un estado de ánimo, una especie de entusiasmo que irradia y parece como si emanara hasta por los poros de la piel. Blanca y radiante está la novia, dice la letra de una conocidísima canción, y, en efecto, hay momentos en que una mujer luce esplendorosa cuando se siente plenamente poseída, como embargada, por una dicha que siempre tiene mucho que ver con el amor. ¿Comprende ahora un poco mejor la oportunidad de aquella cita, Stella splendens, como dedicatoria a esta misma mujer, encabezando el primer poema que publiqué en este espacio?

En cuanto a la sencillez he de decir que yo no he escrito este poema para presentarlo a ningún concurso ni para lucirme o deslumbrar a nadie: lo he escrito para una persona en concreto y con el único propósito de que ella me entienda (de hecho, ayer mismo se lo he entregué para que lo leyera). Me ha salido del alma de un tirón y en el plazo de unas cuantas horas lo he visto terminado y, en contra de lo que suele ser en mí habitual, por mucho que lo he repasado desde entonces, no he hallado nada que corregir o enmendar; únicamente una coma que sobraba, para ser exactos.

Gracias por su interés, y un gran abrazo.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Es la primera vez que vengo a esta página y he quedado fascinado con la presentación estética de la misma y el poema LXXI que habla de la belleza de ella, la amada, derrocha un esplendido desfile de sentimientos y de metáforas que forman en su conjunto el poema envidiable que uno se quiere para vivirlo intensamente.
Felicitaciones y desde Suecia te envío mis mejores deseos de que tengas una Navidad feliz y un Próspero Año 2012.

Chacien dijo...

Es muy agradable para mí, Gustavo, enterarme de la impresión que te ha producido, por un lado, la página en cuanto a su estética y, por otro, de un modo más concreto, este poema que precisamente es el último de mi producción, recién salidito del horno, como quien dice. Si fueses capaz de experimentar algo así por una persona que ames, es decir, si pudieras llegar a reconocerte en el sujeto del poema y experimentar una emoción parecida a la que yo (el sujeto del poema) he vivido para llegar a escribir esto, sin duda que podrías apropiártelo hasta el punto de vivirlo intensamente, pues, si hay sentimientos que son universales, el que ha dado pie a estos versos se caracteriza por ser de una gran intensidad.

Sé siempre bienvenido a este espacio y recibe, asimismo, mis mejores deseos para esta Navidad y el año nuevo que ya está a las puertas. Gracias y un saludo afectuoso desde España.

Gustavo Figueroa V. dijo...

Apreciado Chacien:

Te invito a conocer mi blog Contrastes, http://gustavo-contrastes.blogspot.com/; creo que a través de él encontrarás poemas y con ellos sentimientos que nos acercan como poetas y como seres humanos capaces del asombro y de la vivencia más sublime del amor.

Un abrazo.

Carlos Hernández dijo...

Acepto tu amable invitación, Gustavo, y así lo haré en cuanto disponga de un poco más de tiempo. Ahora hay ciertos imponderables que ocupan toda mi atención, pero en un plazo no muy dilatado espero tener ocasión de poder ver eso tan bonito que acabas de ofrecerme.

Un abrazo, igualmente.

David del Bass dijo...

Esta muy bien el blog, no lo conocía hasta ahora, me pasaré más a menudo a leerlo. Aprovecho para felicitarte el 2012, un saludo!!

Yolanda dijo...

¿Quién, después de leer esto, puede pensar claramente? Es hermoso, quiero decir algo más, pero
Creo que mejor voy a leerlo otra vez, y otra vez y otra vez y luego le volveré a decir que es hermoso

Publicar un comentario

Para elegir un perfil, si no tienes una cuenta en Google o en alguno de los proveedeores disponibles, selecciona "Nombre/URL", escribe en la casilla "Nombre" tu NOMBRE o PSEUDÓNIMO y haz clic en "Continuar".