jueves, 21 de marzo de 2013

Poema LXXIV

BESO







Beso tus cabellos recién lavados,
me embriago en su perfume.
Por un instante —eterno—
no existe nada más
en la intensa, total oscuridad.

En la estancia cerrada,
lejos del mundo,
no necesito
abrir los ojos, esta noche
—ni que los abras tú, de espaldas
a mí, ni que me sientas—,
un breve instante, mientras beso
tus cabellos recién lavados.

Tan suavemente beso
tus cabellos, tan delicadamente,
que es suficiente un leve roce
de mis labios para sentirme,
en este instante —mágico y eterno—,
el más feliz,
el más dichoso de los hombres,
porque percibo
el olor de tus cabellos, tan cerca,
en la intensa, total
oscuridad, y su perfume
me embriaga.



17-20 de Marzo de 2013

4 comentarios:

ANTONIO MARTÍN ORTIZ. dijo...

Amigo Carlos,

Precioso poema el que nos presentas esta vez: alguien dijo que lo que uno escribe tiene su justificación siempre en un punto biográfico, sea éste consciente o no lo sea. La verdad es que en este texto percibo la esencia de lo realmente vivido, porque, si no fuera así, sería casi imposible impregnar una parte del cuerpo femenino de tanta inspiración y tanta vida.

Es este poema como el prólogo de un libro que se augura rico y muy inspirado, pero que no se nos presenta para que cada uno tenga la oportunidad de ubicarlo donde quiera, porque ¿quién no ha pasado en su vida alguna vez por el trance que describe el poema?

Felicidades, amigo Carlos. Me siento alegre porque te veo feliz. Te envío un afectuoso saludo que ruego transmitas también a tu padre, Don Serapio.

Antonio

Carlos Hernández dijo...

Gracias , amigo, sé que te alegras de verdad.

Considero tu comentario muy atinado. Tan solo añadir que en mi caso cualquier poema que haya escrito tiene su justificación siempre en un punto biográfico. Vida y poesía, en mi caso, como digo, van siempre de la mano, fuertemente entrelazadas, pues yo no puedo concebir este arte como apropiado para describir o reflejar situaciones inventadas, poniéndose uno en un personaje, como en el teatro o en la novela, aunque haya autores que sí lo hayan conseguido; pongamos por caso a Pesoa con sus heterónimos. No obstante, cabría preguntarse cuánto hay de su biografía y de sí mismo en cada una de las personalidades perfiladas por el insigne poeta portugués. No obstante, insisto en que ese no es mi estilo y en que me considero poeta de la propia experiencia, en cualquier caso.

Me alegro, asimismo, de que el poema te haya gustado y de ver que sigues bien a pesar de que tu silencio de los últimos tiempos me tenía un poco preocupado. Lo único que me detuvo para no mandarte un correo interesándome por tu salud fue el haber comprobado que continuabas activo y con el mismo talante de siempre en tu página de Facebook.


Un fuerte abrazo.

MiNa dijo...

¡Felicidades Carlos!

Debería haber más blogs como éste tuyo.

Mina

Carlos Hernández dijo...

Gracias, Mina, con muchos lectores como tú sería fácil.

Un saludo afectuoso.

Publicar un comentario

Para elegir un perfil, si no tienes una cuenta en Google o en alguno de los proveedeores disponibles, selecciona "Nombre/URL", escribe en la casilla "Nombre" tu NOMBRE o PSEUDÓNIMO y haz clic en "Continuar".